Boletín # 12

Lamentablemente no todo es perfecto

 

El despierto debe comprender que el plano físico se caracteriza, entre otras cosas, por la existencia de niveles mayores y menores de imperfección.

El mundo físico es extraordinario, existen maravillas por todas partes, a veces todo parece mágico y perfecto, sin embargo, también se puede observar mucha inexactitud y limitación por doquier.

La vida misma parece ser constantemente imperfecta, con todo el dolor, sufrimiento e injusticias que padece el ser humano.

Una de las cosas más imprecisas es la comunicación, normalmente una cosa es los deseamos comunicar, otra lo que decimos y o otra lo que interpreta nuestro interlocutor.

Un elemento importante cuando hablamos de la comunicación es la intencionalidad del que comunica, en ocasiones es necesario decir mentiras piadosas.

Otro elemento es la estrategia en la comunicación, a veces se disfraza un mensaje para llegar a un objetivo específico.

De igual manera la comunicación debe tomar en cuanta a quien o a quienes se les va ha trasmitir un mensaje en particular. No es lo mismo comunicarse con un niño, que con un adulto, con un ignorante, con un intelectual, con un hombre primitivo, con uno civilizado, con un fanático o con una persona equilibrada.

Finalmente se debe tener en cuenta los errores por ignorancia, desconocimiento y una mala interpretación total o parcial de la materia a comunicar.

Cuando hablamos de fallas en la comunicación podemos encontrar errores y horrores, algunos pueden ser mal intencionado y otros no. Desde luego que ambos pueden causar grandes daños, pero ese el riesgo que debe asumir el que comunica y el elemento que debe tener en cuenta el que recibe el mensaje. Al fin y al cabo somos imperfectos y siempre existe la posibilidad de equivocarnos y luego reivindicarnos.

Se sabe incluso que maestros iluminados y seres de luz también pueden incurrir en diversos tipos de errores. Ello incluye, mas que nada, una mala selección del canal o del canalizador para trasmitir un mensaje,

En materia de canalizaciones de mensajes con cierta trascendencia, dada la forma en que se generan y reproducen, es lógico que se produzcan inexactitudes y errores de diversos niveles. Lo importante en estos casos es identificar las fallas y no simplemente descalificar todo el contenido de los mensajes.

Si analizamos las enseñanzas de algunos maestros e instructores espirituales, posiblemente podremos encontrar fallas y errores en los mensajes de: Samuel Aun Weor, Conny Méndez, Deepak chopra, J.Z. Knight cuando nos habla de Ramtha, los mensajes que envía Ramatis, Benjamin Creme, Sai Baba, Alan Cardec, Elena Blavasky, Max Haidel, Chico Xavier, Alice Bailey, Gurdjieff, Serge Raynaud de la Ferriere, Ouspensky, Ramana Maharshi, Ruben feldman G., Eckhardt Tolle, otros. No sería nada extraño que así sea, lo importante es determinar si el contenido general o por lo menos el 60% de sus enseñanzas es positivo y si han ayudado en cierta medida a que el ser humano alcance algún nivel de superación o lo haya preparado para avanzar a un nuevo nivel de aprendizaje.

Descartar la totalidad de las enseñanzas y mensajes de los más destacados maestros, instructores y referentes espirituales sería lo mismo que aceptar la idea que dice “las religiones son el opio de los pueblos” y por lo tanto es necesario eliminarlas a todas.

Recordemos que cada pueblo no solamente tiene la religión y enseñanza que se merece, si no además, la que necesita de acuerdo a su nivel cultural y evolutivo.

Indiscutiblemente tiene que ser positivo que alguien señale valientemente, heroicamente y con autoridad, todos los errores y fallas que se encuentren en cualquier enseñanza o mensaje espiritual, gústele a quien le guste e incomode a quien incomode y esta labor la ha estado realizando el Grupo ELRON a través de un esfuerzo constante desde hace varios años.

Es necesario señalar los errores de algunos maestros de la Teosofía, Gnosis, Rosacruces, Espiritistas, Masones, Metafísicos, las organizaciones religiosas, Los Raeleanos, los Pleyadinos, otros, cuando confunden a Jesús con el Logos dimensional “Cristo”, cuando se desconoce las características y funciones de los diferentes planos y de las dimensiones, cuando se ignora la verdadera posición de las jerarquías planetarias y espirituales, otros.

Algunos opinan que los detalles como los antes mencionados no son tan relevantes, siempre y cuando, un alto porcentaje de los objetivos y el contenido de los mensajes principales sean verdaderamente positivos y ayuden de alguna manera a la superación espiritual del hombre. Otros advierten que tales errores son indicadores que deben tomarse en cuenta, cuando estudiamos y queremos aceptar como válidas la totalidad de algunas enseñanzas.

Por ejemplo, los poderes de Sai Baba, que al parecer no son apoyados, ni provienen de seres de luz, contribuyen en cierta mediada a desintegrar la incredulidad de algunas personas sobre la existencia de fuerzas y energías no materiales.

Un elemento positivo en los mensajes de la mayoría de los instructores, guías, referentes espirituales, es la orientación relacionada con la necesidad de autodescubrirnos, de DESPERTAR, de auto conocernos y eso solamente es de un valor incalculable. Si tuvieron éxito o no los Maestros en el método recomendado para lograr ese objetivo, es lo menos importante, ya que al fin y al cabo ese es un trabajo individual de cada persona.

Recomendamos leer el Boletín # 11 “El secreto se ha develado”.

NOTA: Colaboraciones y donaciones

Si le gustó este tema o investigación y desea contribuir voluntariamente  con algunos tipo de APORTE  a esta página Web.,  le invitamos a que vea los siguientes enlaces. Para colaboraciones haga un clic    AQUI   ;   Para donaciones, un clic      AQUI  

 

 

 

 


 

 

 
©2005 Seminarios Roycar